La historia detrás de los sonidos

La historia detrás de los sonidos

21 nov. 2014

¿Qué es la celesta?




De la misma forma que las calles no se ven igual y la percepción del tiempo es distinta cuando llueve o el cielo está cubierto de una bruma gris fresca nada más despertar a cuando brilla el sol, las películas no serían lo mismo sin su banda sonora.

No habría más que gestos y palabras pero no estarían subrayadas o acentuadas por un instante de ternura con las flautas y los clarinetes, un constante desasosiego en la investigación de un asesinato con los acordes rápidos de los trombones de fondo o qué decir de una puerta entreabierta y un pasillo oscuro, ¿nos daría la misma aprehensión sin ese estridente sonido agudo y constante del violín?. Probablemente no. Las bandas sonoras son como las estaciones del tiempo en la ciudad, que también nos cambian el ánimo y la predisposición diaria y embellecen, a su paso, los edificios y parques que vemos a diario.

John Williams es un compositor de bandas sonoras conocidísimo por poner música a películas como “Tiburón”, “La guerra de las galaxias”, “Superman”, “E. T.”, “Indiana Jones” y muchas más. Vamos a escuchar el tema principal de la saga de “Harry Potter” a continuación, es un tema conocidísimo pero ¿sabríais decirme qué instrumento es el que suena al principio del tema y que le da una sonoridad tan misteriosa e hipnótica?:
  



En esta conocidísima obra de Tchaikovsky (compositor ruso del siglo XIX) sobre el cuento de “El cascanueces”, podéis daros cuenta de cómo vuelve a aparecer el mismo instrumento, confiriéndole en esta ocasión un carácter juguetón y travieso:



El instrumento que estamos escuchando se llama celesta. A simple vista, parece un piano, pero si nos fijamos bien vemos que las cuerdas de su interior han sido sustituidas por placas de metal. Es la combinación entre un piano y un metalófono lo que produce esta sonoridad tan misteriosa.


El nombre de celesta viene de su sonido, considerado “celestial” y que, como habéis visto, puede percibirse con marcados tintes oscuros o misteriosos, como en “Harry Potter”, sonar apresurada y traviesa como en “El cascanueces” o trasladarnos a esos días de dulces navideños, bolas de nieve y niños olvidados por sus padres por error, como en la inolvidable película “Solo en casa”, cuya música también está compuesta por el maestro John Williams:

Y, para terminar, os dejo de nuevo la banda sonora de “Harry Potter” en este vídeo donde podéis ver tocar en vivo este peculiar instrumento, ¡dirigiendo la orquesta el propio compositor!. 

Conocemos la Glass Armónica.


Nuestra primera entrada del curso 2014-15 está dedicada a un compositor que me gusta especialmente: Wolfang Amadeus Mozart



Mozart, además de ser un genio de la música y un grandísimo compositor, también disfrutaba buscando sonoridades distintas. La obra que vamos a escuchar de Mozart es fragmento de un "Adagio y Rondó", concretamente el "Rondó", que compuso cuando tenía 35 años y que incluía dos instrumentos de vientodos de cuerda frotada un instrumento que, por aquel entonces, estaba en auge: la Glass Armónica. La podéis ver aquí abajo en la imagen tocada por su inventor en el año 1761: Benjamin Franklin.



La Glass Armónica es un instrumento compuesto por cristales rotantes frotados por los dedos humedecidos en agua. Es la versión perfeccionada de lo que hemos visto muchas veces a intérpretes cuando extraen sonidos del borde de los vasos de cristal pasándoles por encima el dedo mojado. Más adelante, a finales del siglo XVIII, se construyó un tipo de Glass Armónica con teclado, con lo cual no era necesario el contacto directo con las copas.

Pinchando en el link escucharéis la parte correspondiente al "Rondó":



--> Mi pregunta es: ¿Cuáles son los dos instrumentos de viento y de cuerda que suenan junto con la Glass Armónica en el Rondó de Mozart?.

Semana de Puertas Abiertas. Santa Cecilia.

La semana que viene celebramos que el día 22 de Noviembre es Santa Cecilia, la patrona de los músicos, con una semana de puertas abiertas en la escuela (¡estáis todos invitados a participar!).
Pero, ¿quién fue Santa Cecilia?.






Cecilia de Roma, conocida como Santa Cecilia, fue la hija de una noble familia romana educada en el cristianismo. Tras la Edad Media, comienza a ser representada con un ave canora, en referencia a unos escritos en los cuales la describen "cantando". Más adelante, junto con instrumentos musicales tales como arpas, órganos o liras.



Desde la mitad del siglo XVI, todos los músicos la festejamos como patrona el 22 de Noviembre y se convierte en referente de todo tipo de conciertos durante su santo y, de esta forma, en una oportunidad única de disfrutar de la música.







¡Feliz Santa Cecilia!


27 mar. 2014

Cantata del café. J. S. Bach.


Nacido en el seno de una ilustre familia alemana de músicos, la vida de Bach (1685-1750) parecía predestinada a la música, y es muy posible que el joven Johann Sebastian Bach no se planteara ninguna otra posibilidad cuando a los diez años se dedicaba él solo a copiar partituras difíciles que le fueron familiarizando con la escritura musical.



Aunque comenzó como cantante, pronto empezó a desempeñar funciones de violinista y organista. Sus especiales cualidades para el órgano le convirtió en el mejor intérprete de su tiempo de este instrumento y, probablemente, de todos los tiempos, lo que le llevó a un puesto de organista y, más tarde, de director de música de cámara de la Capilla del duque de Weimar.

En 1723 toma posesión de un puesto de profesor de canto en una escuela de Leipzig, pero está centrado casi por completo en su faceta de compositor hasta que, una enfermedad en los ojos le deja casi ciego en apenas dos años.

Los rasgos más característicos del estilo de Bach son la sobriedad, seriedad y dificultad de sus obras, culminando en él toda la riqueza formal y sensibilidad expresiva de la música barroca.

Nosotros vamos a escuchar ahora la denominada "Cantada del café" (Cantata BWV 211), uno de los pocos ejemplos que nos han llegado de cantatas profanas del genio de Bach.


Fue compuesta en 1723 utilizando un texto escrito unos años antes. Bach la compuso como un divertimento, para ridiculizar la gran afición al café que, en aquellos años, se había adueñado de la Europa central, a donde acababa de llegar la infusión.

La historia cuenta las discusiones entre un burgués alemán y su joven hija: el padre regaña a la hija por su desmedida afición al café y ella le responde. Al final, ambos protagonistas llegan a un pacto y todo se arregla de la mejor de las maneras: la hija promete ser más moderada en el consumo de café, tal y como le pide su padre.

Escucharéis tres cantantes: el padre, en la tesitura de barítono; la hija, interpretada por una soprano, y el narrador, que va explicando a la audiencia los antecedentes de la acción y el acuerdo entre ambas partes, por parte de un tenor.

Al final de la cantata se escucha un terceto de ritmo bailable que celebra el acuerdo al que han llegado. Aquí os dejo la cantata completa y, más abajo, una divertida recreación del terceto final:




Fuga del gato. Domenico Scarlatti.


Con motivo de la semana cultural dedicada al Barroco y sus influencias, vamos a escuchar varias obras cuyos autores os resultarán conocidos por haberlos estado viendo y escuchando estos días en la escuela.

Empezaremos por Domenico Scarlatti, nacido en Nápoles en 1685, el mismo año que Bach, a quien no llegó a conocer, y que Haendel, a quien sí conoció en Venecia en 1708. Hijo de uno de los compositores más importantes del siglo XVII, Alessandro Scarlatti, el cual mostró mucho empeño en que su hijo siguiera sus pasos y llegara a ser compositor de óperas. Scarlatti tenía un gran dominio de la técnica instrumental, un estilo libre, imaginativo y brillante y, especialmente, un enorme virtuosismo.




Pero las obras que mayor fama le dieron a Domenico Scarlatti no serían las óperas sino las obras para clavicémbalo, concretamente las sonatas. Tras haber sido organista en la Capilla Real de Nápoles, vivió en Roma, dedicándose a las tareas de director de orquesta y compositor de óperas, como su padre quería.  Más tarde, se trasladaría a Lisboa, donde fue nombrado maestro de música de la capilla real y, finalmente, vendría a nuestra ciudad, Madrid, ciudad en la que moriría el 23 de Julio de 1757.


Vamos a escuchar la "Fuga del gato", nombre con el que es conocida la sonata en sol menor K. 30 para clavicémbalo. El origen de este sobrenombre, puesto en el siglo XIX, parte de una leyenda que cuenta que Scarlatti tenía un gato llamado "Pulcinella". Un día, el gato se puso a pasear por encima del teclado, tocando varias notas aleatoriamente. Estas notas son las que el compositor escribiría rápidamente en los tres primeros compases de la obra. Aquí podéis ver las notas que supuestamente tocó el gato:



Y aquí podéis escuchar la "Fuga del gato":




* En la imagen que os he puesto, hay un gato tocando un piano. Imaginar esa misma escena pero en un clavicémbalo, que tiene esta forma:


13 nov. 2013

Santa Cecilia, patrona de los músicos.


La semana que viene celebramos que el día 22 de Noviembre es Santa Cecilia, la patrona de los músicos, con una semana de puertas abiertas en la escuela. Pero, ¿quién fue Santa Cecilia?.






Cecilia de Roma, conocida como Santa Cecilia, fue la hija de una noble familia romana educada en el cristianismo. Tras la Edad Media, comienza a ser representada con un ave canora, en referencia a unos escritos en los cuales la describen "cantando". Más adelante, junto con instrumentos musicales tales como arpas, órganos o liras.



Aunque no existe constancia de que fuera músico o tocara algún instrumento, desde la mitad del siglo XVI, todos los músicos la festejamos como patrona el 22 de Noviembre y se convierte en referente de todo tipo de conciertos durante su santo y, de esta forma, en una oportunidad única de disfrutar de la música.





¡Feliz Santa Cecilia!



6 nov. 2013

Canciones Napolitanas II - O sole mio.



Otra de las canciones napolitanas más famosas es "O sole mio", compuesta en 1898 por el cantante y compositor italiano nacido en Nápoles Eduardo di Capua (1865-1917). Escrita en lengua napolitana, ha sido interpretada alrededor del mundo en diferentes idiomas y por diferentes cantantes tales como Enrico Caruso, Mario Lanza y Luciano Pavarotti, entre otros.




 Esta hermosa canción exalta el paisaje de la ciudad de Nápoles con gran riqueza melódica y expresiva a la vez que se refiere a una bella dama cuyo "sol" está en su bello rostro.


  Aquí tenéis la letra de esta canción, escrita por el poeta italiano Giovanni Capurro (1859-1920):

¡Qué bella cosa es una mañana soleada!
El aire está sereno después de la tormenta,
El aire fresco parece una fiesta.
¡Qué bella cosa es un día soleado!
Pero otro sol
que es aún más bello,
Mi Sol, ¡está en tu rostro!
El Sol, el Sol mío...
está en tu rostro,
está en tu rostro.
Brillan los cristales de tu ventana,
una lavandera canta y tiende,
mientras tuerce, estira y canta.
brillan los cristales de tu ventana.
Pero otro sol,
que es aún más bello,
oh, sol mío, está en tu rostro.
Oh sol, oh sol mío,
está en tu rostro,
está en tu rostro.
Cuando llega la noche y el sol sale de escena,
me invade la melancolía.
Yo me quedaría bajo tu ventana,
cuando llega la noche y el sol sale de escena.
Pero otro sol,
que es aún más bello,
oh sol mío, está en tu rostro.
Oh sol, oh sol mío,
está en tu rostro,
está en tu rostro.

Y aquí la música, en esta ocasión interpretada por el tenor lírico italiano Luciano Pavarotti (1935-2007):


--> Una vez escuchada la canción, ¿qué tipo de velocidad o agógica creéis que lleva (lento, andante, allegro, etc)?, ¿cuál puede ser su compás?, ¿y tonalidad (mayor/menor)?.

--> Describir cómo cambian la intensidad a través de sus matices a lo largo de la obra (pp-p-mp/mf-f-ff).


Canciones Napolitanas I - Funiculí, funiculá.


¡Hola a todos!

Comenzamos nuevo curso y, con él, nuevas canciones en nuestro blog. Ya pasadas las celebraciones de Halloween en clase, vamos a dar paso a una música más alegre, festiva y colorida: las denominadas "canciones napolitanas". Estas canciones son llamadas así por su procedencia, pues vienen de la ciudad de Nápoles, en Italia.


Nápoles es una bella ciudad que inspiró, desde finales del siglo XIX, a numerosos compositores que compusieron numerosas canciones dedicadas a su hermoso paisaje y su buen clima. Estas canciones napolitanas, dedicadas a alabar la ciudad de Nápoles, están escritas en el denominado dialecto napolitano, que es la lengua que allí se habla y, generalmente, son cantadas por un hombre de voz aguda, es decir, por un tenor.

Las voces más graves masculinas, bajos y barítonos, se consideraban demasiado graves para el aire ligero y alegre de este tipo de canciones. Enrico Caruso, un cantante de ópera de voz aguda (tenor) nacido en Nápoles (1873-1921), convirtió en tradición que fueran los cantantes de ópera de voces más agudas los que interpretaran este repertorio, como por ejemplo José Carreras, tenor español nacido en Barcelona.


En su voz vamos a escuchar una canción de título "Funiculí, funiculá" compuesta por Luigi Denza, profesor de canto y compositor italiano (1846-1922) en 1880 para conmemorar la apertura del primer funicular que subía a la cima del Monte Vesubio, donde se encuentra uno de los volcanes activos más peligrosos del mundo del mismo nombre: el Vesubio. El funicular, inaugurado en junio de 1880, dio pie a esta bella canción que obtuvo mucho éxito:





--> La cantaremos en clase próximamente pero antes y, tras escucharla, ¿sabríais decirme si la tonalidad en la que está escrita es Mayor o menor?, ¿y cuál pensáis que es su compás?. 


11 jun. 2013

El balafón (África). Iris M.





 Iris M., del grupo de FM 4º, comparte con nosotros información sobre un instrumento de origen africano: el balafón o baláfono. A primera vista parece un xilófono, ¿verdad?.


Se trata de un instrumento idiófono, de percusión afinada y cuyas láminas son de madera. Debajo de las mismas, se encuentran unos resonadores que están hechos generalmente de calabaza ahuecada y una pequeña tela de araña que se coloca en las mismas y le darán su sonido tan particular.


Aquí podéis escuchar el balafón con un solo de Santiago Michael


Y, en este enlace, podréis escuchar al pianista Mike Herning y al balafonista senegalés Djiby Diabaté tocar una canción para piano y balafón en el Festival de Jazz de Saint Louis:




4 jun. 2013

El Didgeridoo (Australia). Roberto D.


Roberto D. nos trajo ayer un instrumento ancestral utilizado por los aborígenes de Australia. También llamado didjeridú o diyiridú, es un aerófono o instrumento de viento que consta de un enorme tubo de madera que suena al hacer vibrar los labios en su interior. Tiene unos dos mil años de existencia (podía verse representado en algunas pinturas rupestres), aunque su actual nombre se lo pusieron los europeos en sus primeras visitas a la isla.

Este instrumento tiene la función de acompañar a cantantes o a otros músicos, marcando el tiempo para llevar bien el ritmo. Su madera proviene de troncos de árboles agujereados de forma natural por las termitas. Aquí podéis verlo:



Aquí podéis ver a Luis Méndez, instrumentista mexicano de Didgeridoo, tocarlo. Escuchar la gravedad de su sonido y fijaros en su tamaño real, enorme:


Y, aquí, una interpretación de Didgeridoo en la canción "Didjerama" de Jamiroquai, llamada así por la utilización de este curioso instrumento:


Y, por último, en este vídeo podéis ver cómo se construye un Didgeridoo paso a paso: